Tinte

Color

Tinte

Uno de los problemas más comunes a la hora de teñirse el pelo es que la raíz no se tiña bien o quede de un color distinto al resto del pelo. Tal vez a ti te haya pasado alguna vez.

¿Qué es el color raíz?

Todas las mujeres que se tiñen el pelo se enfrentan a un problema. Obviamente, el nuevo cabello crecerá con su tono original. Así que es necesario aplicar tinte en la raíz cada cierto tiempo si se quiere mantener la coloración del cabello.
Teñir la raíz siempre es complicado, primero porque es difícil acceder a la zona en cuestión y teñirla sin dejarse nada. Y segundo porque la coloración debe ser la misma que la del resto del cabello para que no quede mal. Por eso es importante ponerte en las manos de un buen profesional.

Tinte sin Amoniaco

¿Cuáles son los beneficios de los tintes sin amoniaco?

  1. Cubren las canas al igual que cualquier tinte

Son tintes que ofrecen una cobertura absoluta de las canas o del color que queramos cubrir.

  1. Aportan brillo

Muchas veces puede ocurrir que el cabello pierda brillo después del uso del tinte. Sin embargo, los tintes sin amoniaco consiguen que el pelo tenga más brillo.

  1. No tiene olor

A diferencia de otros tipos de tintes que dejan olores que no son nada agradables, como ocurre con los que contienen amoniaco, con este tipo de tintes no tendremos ese problema.

  1. Nutren el cabello

Uno de los ingredientes de los tintes sin amoniaco son los aceites, que sirve para que el cabello esté nutrido.

  1. Sus resultados son duraderos

A pesar de que se pueda pensar que los tintes sin amoniaco duran menos tiempo, tenemos que decir que eso no es cierto. Generalmente, duran lo mismo que los tintes que habitualmente más se suelen comprar.

Lo que sí debemos de saber es que si utilizamos champús, mascarillas y, en definitiva, productos específicos para cabellos teñidos, el resultado del tinte se conservará en nuestro pelo durante más tiempo.

  1. Es compatible con otros tratamientos capilares

El uso de tintes sin amoniaco permite que te puedas realizar cualquier tipo de tratamiento.

  1. Se pueden utilizar con más frecuencia

Dada su falta de amoníaco, la periodicidad con que se pueden aplicar en el cabello es mayor que la de aquellos que si lo contienen.

Lejos de estropear el pelo, los tintes sin amoniaco, cuidan el cabello y hacen que este esté más suave.

  1. Acabado natural

Para muchas una de las grandes ventajas que tienen los tintes sin amoniaco es que lejos de proporcionar la apariencia artificial que se obtiene con la utilización de la mayoría de los tintes, con estos el color parecerá natural y que el cabello está más sano.

Coloración Vegana

Está claro que el mundo beauty tiene que adaptarse a la eco-revolución que estamos viviendo. Cada vez hay más consumidores que buscan productos procedentes de empresas responsables y comprometidas con el medio ambiente y/o con la sostenibilidad de comunidades locales de todo el mundo (normalmente suelen ir unidos ambos factores); que optan por productos “naturales” pero cuyos resultados no se vean minimizados por el hecho de ser naturales

Mechas

Hay diferentes Tipos de Mechas:

Clásicas:

Elaboradas con la técnica del papel de aluminio térmico, la clave de este tipo de mechas está en el tiempo de exposición ya que deben controlarse continuamente. Se reparten por toda la cabeza creando un tono nuevo en el cabello.

Californianas:

Estas mechas fueron un «boom» en 2011 y 2013 y parece que nunca se acaban de pasar de moda, puesto que con las tendencias de contorneado de rostro mediante la coloración, siguen estando más vigentes de nunca. Este tipo de mechas trata de fingir y exagerar la decoloración que produce el sol en el cabello, aclarando las puntas de la melena, de forma que se produce un gran contraste respecto a la raíz. En melenas rubias se hacen en forma de degradado, mientras que en cabellos morenos quedan más marcadas.

Balayage:

Es una técnica de coloración a mano alzada con la que se aplican reflejos directamente sobre el cabello con brocha. Permite un acabado natural e integrado en la melena, que además no requiere tanto mantenimiento como las mechas tradicionales.

Ojo de tigre o tricolor:

Las mechas ojo de tigre o tiger eye están inspiradas en la piedra semi-preciosa de la familia de los cuarzo con el mismo nombre y tiene su belleza por bandas doradas, marrones, pardas y reflejos tornasolados.

Es una variante de estilo de las mechas balayage que para imitar a los colores de la piedra se combinan tonos dorados, marrones, caramelo, miel o bronces, con unas mechas más claras en un tono rubio claro. Esto favorece y da mayor calidez  a todo tipo de rostros.

Babylights:

Este tipo de mechas buscan una coloración general de la melena, pero con un acabado natural, por lo que suelen mezclar más de dos tonos. Se parte del color natural para simular reflejos de manera homogénea y no localizada y marcada, como en las coloraciones ombré

Bronde:

Un término que se puso muy de moda el pasado año. Consiste en una coloración híbrida entre castaño y rubio que puede dar como resultado una amplia gama de tonos intermedios. En función del color natural de cada mujer, podemos obtener un bronde dorado, un bronde cobrizo, un bronde avellana, un bronde rosado o incluso un bronde ceniza.

Granny hair:

El rubio ha superado todas las barreras hasta reinventarse de mil maneras. Una de las más transgresoras, que solo algunas celebridades se han atrevido a lucir, es este rubio gris plata que nos recuerda a las melenas con canas.

Ombré:

 Se trata de una coloración que se aplica con efecto de degradado, consiguiendo la armonía entre varias tonalidades. A diferencia de las mechas californianas, las transiciones entre tonos son mucho más progresivas y naturales. Se pueden hacer de claro a oscuro y viceversa. También hay una tendencia a las coloraciones «rainbow», con degradados en azul, verde, rosa, lila, etc.

Pink blonde:

 Otro de los «rubios» que pisa fuerte esta temporada. Ya sea en una base rubia con reflejos rosados, como en una coloración total. Es ideal para las mujeres con el cabello muy rubio o decolorado que quieren dar un aire más innovador a su look.

Patch o doble patch:

Son un tipo de mechas que se aplican con peine a partir de particiones en el pelo. Proporcionan un efecto más natural e integrado en la melena. A diferencia de otras mechas, dan textura e incluso volumen a la melena. Las mechas doble Patch combinan dos colores.

Mechas Fantasía:

Los colores fantasía abarcan una amplia gama de colores que no son los ampliamente utilizados. Bien utilizados pueden ser frescos y coquetos; y aunque los más conocidos son rosa, verde y azul en diferentes intensidades, hay muchos más.

Puedes usar los colores fantasía como un mechón, degradando el color del pelo (como en las mechas californianas), incorporándolas en puntas o tiñendo una parte completa del pelo -como pueda ser el flequillo-.

Baño de Color

El baño de color es  un tinte que no contiene nada de amoniaco  y es ideal para dar brillo, reflejos vibrantes e intensidad al pelo, pero también para esconder esas molestas canas que no paran de salir por sorpresa.

La principal diferencia entre el baño de color y el tinte tal y como lo conocemos, es su formulación, mucho más delicada con el cabello. Al ser una coloración tono sobre tono, se va yendo con los lavados, por eso dura menos que los tintes tradicionales.

Matiz

Coloración tono sobre tono sin amoníaco.

Ideal para oscurecer un color, matizar mechas, reavivar un color o dar brillo a un tono apagado con el paso del tiempo.

Con este sistema de coloración obtendremos reflejos ricos y luminosos, uniformidad excepcional, fibra capilar renovada y tacto de cabello natural.