Micropunción, uno de los tratamientos más demandados en las clínicas estéticas

El rostro es nuestra tarjeta de presentación. La apariencia facial juega un papel importante en la primera impresión que transmitimos, y en esta apariencia no solo cuenta la expresión, los gestos o la mirada, sino también el estado de la piel, es decir, su aspecto, textura y salud. No es de extrañar, por tanto, que busquemos que nuestro rostro se mantenga sano y conserve su luminosidad.

Pero son muchos los agentes que pueden alterar la calidad de la piel: desde el paso del tiempo o la exposición constante a factores ambientales, hasta determinados problemas médicos como los trastornos metabólicos. Su efecto se puede manifestar en alteraciones como el acné, las ojeras, las bolsas, el tono apagado o las manchas, y cada vez hay más personas que desean mejorar su piel y reducir las imperfecciones. La buena noticia es que la medicina estética nos ofrece los mejores tratamientos para conseguir una piel renovada.

placeholderMicropunción.
Micropunción.

Entre estos tratamientos, hay uno que destaca especialmente por sus beneficios en afecciones cutáneas, tanto estéticas como dermatológicas. Se trata de la micropunción o microneedling, también conocida como terapia de inducción de colágeno, que consiste en la realización de repetidas perforaciones de la piel con microagujas estériles. La base de la micropunción se basa en el microtraumatismo generado por la penetración de las agujas en la piel, que a su vez induce la regeneración dérmica.

Una de las ventajas de la micropunción es que a través de estas pequeñas incisiones también podemos introducir principios que ayudan a mejorar la calidad de la piel y los resultados cosméticos. No es una técnica nueva, pero requiere de dispositivos de calidad, experiencia y formación.

En este sentido, desde hace más de 15 años, Mediderma -división profesional de Laboratorios Sesderma, fundada por el doctor Gabriel Serrano– es experta en micropunción, lo que marca una gran diferencia frente a otros dispositivos utilizados en clínicas estéticas que buscan mejorar arrugas, cicatrices, estrías, hiperpigmentaciones o alopecias.

Así, Mediderma cuenta con dos innovadores dispositivos de micropunción eléctrica, Nanopore Stylus y su versión inalámbrica, Nanopore Pen, que son elegidos por la gran mayoría de dermatólogos y médico estéticos de todo el mundo. “Su precisión no tiene nada que ver con otros dispositivos en el mercado, además los sistemas de agujas de un solo uso y el sistema de inyección son los más avanzados que podríamos tener hoy en día”, explica el doctor Bartosz, de la clínica de medicina estética Verkomed.

¿Cómo funciona?

Como decíamos, la base de la micropunción es el microtraumatismo generado por la penetración de las agujas en la piel. Ante este traumatismo leve, se desencadena una respuesta inflamatoria, las agujas atraviesan el estrato córneo y crean pequeños orificios, conocidos también como microcanales. Como consecuencia, aumenta la generación de factores de crecimiento, y a su vez dichos factores estimulan la producción de colágeno y elastina.

Por otra parte, la micropunción fomenta la comunicación intercelular: el estímulo de las microperforaciones recurrentes hace que las células estén en estado activo permanente, lo que a su vez aumenta la expresión génica de factores de crecimiento que facilitan la reparación celular y la cicatrización.

Tal y como nos describe el doctor Bartosz: “una de las peticiones más recurrentes de nuestros pacientes era conseguir aportar a la piel no solamente luminosidad, sino también una mejora en la textura que redujera manchas, poros abiertos y otras imperfecciones más visibles».

Estos son sus beneficios

Este tratamiento ha demostrado ser muy eficaz en el tratamiento de arrugas, hiperpigmentaciones, cicatrices y alopecia. Varios estudios han comparado la micropunción y diferentes tipos de láseres para el manejo de las cicatrices de acné. La ventaja de la micropunción es la incidencia tan baja que tiene la hiperpigmentación postinflamatoria en comparación con otras técnicas como láser o peeling químico. De hecho, hay estudios que demuestran que el tratamiento con micropunción incluso puede disminuir el riesgo de la hiperpigmentación postinflamatoria a través de la reducción de expresión génica de la hormona estimulante de los melanocitos.

placeholder

También se ha demostrado en múltiples estudios científicos el beneficio de la micropunción en tratamiento de alopecia. Al realizar la micropunción se activan las células madre del bulbo piloso, lo que conduce a la sobreexpresión de genes relacionados con el crecimiento del cabello. Además, es muy útil en combinación con otras técnicas.

En cuanto a los resultados, después de la primera sesión de micropunción ya podemos observar los primeros cambios en la piel. Tras 7-8 días, los pacientes notan la piel más lisa y luminosa, y esta va mejorando de forma evidente a medida que se activa la síntesis de colágeno. Por lo general, se necesitan de 3 a 6 sesiones para conseguir los resultados óptimos, dependiendo de la zona tratada.

Lo mejor de la micropunción, concluye el doctor Bartosz, es que “puede emplearse como tratamiento único o bien complementar a otras terapias dependiendo de la necesidad de cada paciente”. Por ejemplo, es una opción muy buena como finalización de un tratamiento facial de rejuvenecimiento para mejorar la textura de la piel, o en casos en los que se busca acabar con marcas de acné en combinación con peelings específicos.

Comparte en tus redes

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Descubre otras entradas del blog

916 344 890

info@mariajesusyelisa.com

Calle Santiago Apóstol, 8, Majadahonda