info@mariajesusyelisa.es \  Tel: 916 34 48 90

Recogidos de moda que puedes hacerte en menos de 5 minutos

Hemos cambiado tanto que hemos perdido el pudor a mostrar cómo nos sentimos. Nos conocemos mejor y hemos encontrado un nuevo modo de expresarnos a través de la imagen. Creatividad, fantasía y diversión son conceptos que han llegado para quedarse como demuestran estas tendencias.

Burbujas, la chispa de los recogidos
El año pasado las vimos en las coletas, pero ahora las tenemos también en versión mini. «Los recogidos mini en mechones que se mezclan con el resto de la melena son tendencia y ahora les toca a las burbujas. La clave para crearlas es en utilizar gomas pequeñas y que no queden tirantes para poder abrirlas con las manos y que tomen esta forma. Para fijar el resultado, recomiendo preparar el cabello con producto para peinado. Así será mucho más manejable», explica Raquel Saiz de Salón Blue by Raquel Saiz desde Torrelavega (Cantabria).

Dos moños con alas
En la década de los 90 los llevaban las Spice Girls con esa mezcla de inocencia y picardía y ese es el ánimo que nos traen. «Tan exóticos como cándidos, los dos moños altos nos hablan de una falsa inocencia. Vienen cargados de intención para sacarnos del desánimo y proyectarnos al futuro con ilusión. Incorporan la evolución del efecto messy y las puntas salen rectas hacia afuera. Hazlos redondos, trenzados, busca tu versión», asegura Charo García de Ilitia Beauty & Science desde Balmaseda (Bizkaia).

Trenzados llenos de alegría
Las trenzas las vamos a ver altas, bajas, en detalles, de raíz, combinadas… De mil maneras y todas nos encantan. «Hay múltiples maneras de llevarlas, aunque quizá la tendencia con más fuerza es aquella que la muestra alta, en su versión extralarga, recogidas de forma pulida y brillante. Eso les confiere un aire sofisticado para un look de día o de noche, con un toque jovial cuando son dos», comenta Rafael Bueno de Rafael Bueno Peluqueros desde Málaga.

Dos minicoletas altas con fantasía
Todos los recogidos de nuestra infancia nos inspiran y los adaptamos con mil y un detalles. «Las clásicas dos coletas cerca del rostro para retirar el cabello de la cara que nos hacían nuestras madres, se versionan creando ondas en zigzag o incorporando complementos como pinzas o coleteros divertidos. No escatimemos en fantasía ni en atrevimiento», propone M.ª José Llata de Peluquería Llata Carreradesde Santa Cruz de Bezana (Cantabria).

Comparte en tus redes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Descubre otras entradas del blog