info@mariajesusyelisa.es \  Tel: 916 34 48 90

7 IDEAS DE MECHAS CREATIVAS PARA CREAR MELENAS MUY PERSONALES

El color está viviendo una época dorada, no solo por técnicas que consiguen resultados como nunca antes, también porque la creatividad se ha consolidado como una actitud y un valor a la hora de entender la imagen y la vida.

Necesitamos tonos con una nueva vibración y eso se consigue tratando el color de un modo novedoso y atrevido. Estas combinaciones inéditas cuando se mezclan, logran resultados cromáticos preciosos y cuando se combinan, elevan la melena a otra dimensión. Te traemos algunas ideas para conseguir que tus reflejos no sean los de siempre.

1. Mechas umbrella, dos looks en una sola melena
Estas mechas, por el modo en que son aplicadas sobre el cabello, consiguen transformar la imagen solo cambiando el peinado. «La versatilidad y la creatividad son dos de los grandes valores de las tendencias que hay en este momento. Estas mechas no se aplican de forma uniforme, sino que se realizan estratégicamente para conseguir que queden visibles u ocultas. Se llaman umbrella o paraguas porque los reflejos rubios están en la parte interior, así al recoger el pelo se ven, aportando luminosidad al rostro. Cuando se deja suelto, quedan escondidos bajo los mechones oscuros y la imagen es mucho más profunda. Dos looks, dos estilos, para una misma melena», explica M.ª José Llata de Peluquería Llata Carrera desde Santa Cruz de Bezana (Cantabria).

2. Morena impresionante con una chispa
Los tonos oscuros están ocupando protagonismo y lo hacen con un nuevo magnetismo gracias a la presencia de reflejos sutiles. «Los castaños más intensos y los negros también adquieren una nueva dimensionalidad, gracias a reflejos muy tenues. Para conseguirlo hay que aplicar de medios a puntas reflejos en uno o dos tonos más claros del color de base, no más porque entonces ya se verán más evidentes. Se puede hacer a mano alzada o con láminas y a la hora de escoger el tono, asegurarnos que encaja perfectamente con nuestro tono de piel», propone Charo García de Salón Ilitia desde Balmaseda (Bizkaia).

3. Rubios tono sobre tono
El camino para conseguir un rubio vibrante como éste en ocasiones es más sencillo de lo que parece, solo hay que arriesgar un poquito. «Para las amantes de los rubios más impresionantes, una base mantequilla con unos reflejos babylights es una combinación sorprendente. La diferencia entre los tonos cálidos y fríos no hacen, sino que enriquecer la melena gracias al juego de intensidades y de luces. Lo recomiendo para melenas con carácter que no quieren pasar desapercibidas», aconseja Rafael Bueno de Rafael Bueno Peluqueros desde Málaga.

4. Las nuevas money piece
Hemos aprendido a experimentar con la coloración, nos gusta e incluso a las celebrities no les da miedo atreverse. Por eso, no todas las tendencias nos hablan de naturalidad. «Los tonos fantasía, incluso en sus variantes neón, van ganando adeptos entre el público. Una forma de probarlos es aplicarlos en algunas secciones de la melena, desde las puntas a los mechones próximos al rostro. Estos últimos, conocidos como money piece porque son una forma poco arriesgada y económica de cambiar de imagen, se han hecho un hueco en las tendencias. Si llevamos una base más clara, es mucho más fácil dar el siguiente paso y mezclarlo con naranjas, azules, rojos… hasta crear una combinación única y creativa. Un diseño de varios tonos hace de nuestra melena un proyecto personal e intransferible», indica Jose Garcia de Jose Garcia Peluqueros desde Pamplona.

5. Melting que realzan a las morenas
El efecto raíz es una de las tendencias más fáciles de llevar. Sin embargo, con el melting podemos lograr que las melenas morenas se revitalicen sin perder su naturalidad. «Si no queremos un contraste muy marcado entre la raíz y las puntas, pero tampoco renunciamos a la alegría de los reflejos de luz, una opción es crear un degradado con melting que nos haga partir de unas raíces marrón oscuro hasta llegar a unos reflejos chocolate de medios a puntas. Además, nos permite alargar la visita al salón aún más», sugiere Raquel Saiz de Salón Blue desde Torrelavega (Cantabria).

6. Cobrizos que encienden el color
Estos tonos llaman siempre la atención por la energía que transmiten y van bien con cualquier base. Si le quieres dar una nueva chispa a los cabellos, así puedes conseguirlo con poco esfuerzo. «Es fácil encontrar un cobrizo que vaya bien con los diferentes tonos de piel. Aportan calidez y una luminosidad inusual tanto a las morenas como a las castañas. Realzan las melenas, consiguiendo que se ven con una mayor dimensión», indica Manuel Mon de Manuel Mon Estilistas desde Oviedo.

7. Peachy Cream, tres tonos en una sola melena
El naranja, el rubio y el rojo se mezclan de un modo tan sorprendente como favorecedor para quienes quieren algo diferente. «El color crema y melocotón son dos aliados perfectos, aunque para conseguir este resultado es necesario utilizar cuatro tonos. Los distintos colores no siempre se mezclan, sino que se combinan en diferentes áreas de la melena. Las raíces son de un tono, las puntas de otro y los mechones próximos al rostro de otro. Además, la gradación con melting consigue un resultado aún más sugerente», explica Felicitas Ordás de Felicitas Hair desde Mataró (Barcelona).

Comparte en tus redes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Descubre otras entradas del blog