Palabra de peluquero: las verdaderas tendencias que verás este verano

Ni rubios con tonos rosas ni la dictadura del bob. Este verano las tendencias en lo que al cabello se refiere no serán las que las pasarelas se habían encargado de vaticinar. En los salones de belleza españoles lo que más se piden siguen siendo las mechas, pero que sean tres en uno: finas, iluminadoras y muy naturales, como nos confesaba Alberto Sanguino, responsable de Formación de Llongueras.

Después de varios meses de reclusión y con raíces y canas campando a sus anchas, la petición más repetida era el ‘arregla este desastre’. Nuncio, estilista de Moncho Moreno, nos contaba que había casos “de necesidad extrema”. Y es que, además del crecimiento de las raíces, las personas que se tiñeron en casa crearon coloraciones difíciles de recuperar. ¿La solución? Coloraciones muy naturales.

La coloración sand hair, la tendencia entre las rubias. (Imaxtree)
La coloración sand hair, la tendencia entre las rubias. (Imaxtree)
Hablemos de rubios

Aunque los rubios siguen teniendo fuerza, lo más demandado tras la cuarentena en los salones de belleza siguen siendo las mechas babylights y el balayage. De esta forma se aclara el cabello y se ilumina, pero de una forma más sutil. “Lo más buscado son los efectos degradados, aclarados de sol, puntos de luz… Creando un resultado de progresión con raíces más oscuras, y en medios y puntas tonos más claros”, explica Ana Fernández, educadora coach de Jean Louis David.

El rubio de Jennifer Aniston seguirá estando de moda. (Reuters)
El rubio de Jennifer Aniston seguirá estando de moda. (Reuters)

Y es que balayage es la palabra más repetida entre todos los expertos con los que hemos hablado. Eso sí, conviene puntualizar que no vale cualquier color. Desde The Madroom nos indican qué es exactamente lo que piden sus clientas: “Los rubios en tonos cenizas son los más demandados ya que huyen de los reflejos cobrizos que pueden aportar las tonalidades más doradas”.

El rubio ceniza de Gigi Hadid es un ejemplo de las coloraciones más pedidas en las peluquerías. (EFE)
El rubio ceniza de Gigi Hadid es un ejemplo de las coloraciones más pedidas en las peluquerías. (EFE)

Es decir, adiós a las mechas más doradas y hola a las tonalidades más frías. Incluso el rubio ceniza se ha convertido en uno de los más exitosos: “Los colores naturales para aportar luz y movimiento al cabello son otro de los reclamos, una mezcla de tonos que aporte profundidad y luminosidad a la melena sin aclarar más de dos tonos”. Y es que, de nuevo, la naturalidad se convierte en la tónica.

Pero ¿y si tengo el cabello castaño?

Mientras las mujeres con el cabello más claro tienden a elegir mechas muy naturales en tonos fríos como el sand hair, las clientas morenas demandan aclaraciones muy naturales y “que respeten su color en la zona de las raíces, con el fin de conseguir un look natural y evitar depender de las visitas frecuentes a la peluquería”, señala el responsable de Formación de Llongueras, en cuyo salón la técnica predilecta está siendo el Sun Kissed (color melt, sombré, ombré). “Nos permite fundir el color natural del cabello con tonos más claros que se mueven desde los avellana hasta los nude, pasando por los cobres o los marrones”, comenta.

Castaños con mucha luz y mechas muy finas y naturales. (Imxtree)
Castaños con mucha luz y mechas muy finas y naturales. (Imxtree)

Carlos Férnandez, coach experto de Franck Provost, nos dice que las clientas buscan soluciones a su color y al estado de su cabello, precisamente a través de la coloración: “Tras los meses en casa y los experimentos caseros, su cabello está apagado. Lo que más nos piden son coloraciones que aporten luz al rostro y tratamientos para un extra de brillo”.

Otras coloraciones…

Frente a todo pronóstico, una de las sorpresas de la cuarentena han sido dos coloraciones que han ido tomando fuerza. Por un lado, el cabello canoso se ha convertido en una de las coloraciones estrella en The Madroom. “Muchas de las clientas no han podido o no han querido teñirse durante este tiempo de encierro y ahora nos piden igualar la melena al color natural con canas que tienen en la raíz”, apuntan desde el salón madrileño.

El otro color inesperado ha sido el pelirrojo, pero no cualquier pelirrojo: “Cada vez hay un mayor número de clientas que nos piden el color de Jessica Chastain, que personalmente me parece maravilloso. El cabello pelirrojo es tendencia y viene pisando fuerte este 2020”, revela la educadora coach de Jean Louis David.

Jessica Chastain, con su peculiar y favorecedor pelirrojo dorado. (EFE)
Jessica Chastain, con su peculiar y favorecedor pelirrojo dorado. (EFE)

El corte no corte

El bob parecía haberse convertido en la tendencia -una vez más- del año, o al menos eso parecía antes de que el coronavirus llegara a nuestras vidas. Sin embargo, la realidad parece muy alejada. No, miremos a donde miremos, ya no vamos a ver melenas bob este verano. Todos los estilistas a los que hemos consultado lo tienen claro, es tiempo de media melena.

El shaggy, la media melena alborotada y con volumen a ras de los hombros seguirá en el top. Por norma general, se trata de cortes de pelo fáciles de mantener y cómodos para el verano. Desde los salones Llongueras los dividen en dos grupos: por un lado, las melenas piden largos desde los hombros hasta debajo del pecho y con suaves escalados, mientras que en los cabellos cortos los reyes son los pixies y los mullet, como los de Úsula Corberó o Miley Cyrus.

El mullet se reinventa: rizado como Mica Argarañaz, ultraliso o cortito (Imaxtree)
El mullet se reinventa: rizado como Mica Argarañaz, ultraliso o cortito (Imaxtree)

Pero el otro gran invento de la cuarentena ha sido el corte de pelo con truco. Nuncio, estilista de Moncho Moreno, nos avanza que los cortes de pelo de engrosamiento son los más demandados. Tras la situación de crisis, el cabello ha sufrido como consecuencia del estrés, por lo que ahora está empobrecido y más fino. Toca por tanto sanearlo y mejorar el filamento final, algo que se consigue con el corte de engrosamiento.

La versión del 2015 del clavicut: más largo en Rosie Huntington-Whiteley y más corto en Nina Dobrev, será la tónica del verano 2020. (Getty)
La versión del 2015 del clavicut: más largo en Rosie Huntington-Whiteley y más corto en Nina Dobrev, será la tónica del verano 2020. (Getty

Un buen momento para un tratamiento

Como bien nos apuntaba Nuncio, ha llegado el momento de reparar los daños de la cuarentena, ya sean los causados por el estrés y la angustia o por los malos tintes caseros. Con la finalidad de engrosar el cabello, en Moncho Moreno lo más pedido es el tratamiento Clandestino, un mix de rejuvenecimiento y grosor.

Hidratar y porteger el color, lo que necesitará tu pelo este verano. Emily Ratajkowski, en la fiesta de Vanity Fair. (EFE)
Hidratar y porteger el color, lo que necesitará tu pelo este verano. Emily Ratajkowski, en la fiesta de Vanity Fair. (EFE)

Pero con el fin del estado de alarma a la vuelta de la esquina y la playita en el horizonte, también hay que reparar en los daños que pueda sufrir el cabello. En The Madroom aseguran que Madsoleil, ideal para tratar y proteger antes y después del sol y la sal, está en su top de tratamientos demandados. Pero tal y como señalan desde Jean Louis David, tampoco hay que olvidarse de adversidades veraniegas como la humedad y el encrespamiento: “Optamos por tratamientos orgánicos a base de colágeno, queratina y aminoácidos, puesto que al mismo tiempo que alisa o elimina el encrespado del cabello, lo repara hidratándolo y devolviéndole su brillo, elasticidad y textura natural”.

Comparte en tus redes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Descubre otras entradas del blog