Castaños y cobrizos, así son los colores y cortes de pelo que arrasan este verano

Flequillos Birkin, medias melenas en todas sus versiones, puntas desfiladas, pixies en platino, mechas balayage y tonos calabaza, miel, mantequilla y canela, con uno que destaca sobre los demás: el warm copper. Son algunas de las tendencias que podremos ver este verano en peluquería, pero no las únicas. Roxana Gutu, directora de Lobelia Sagasta, y Sonia Atanes, del centro de taninoplastia SAHB (Sonia Atanes Hair Beauty) ambos en Madrid, nos desvelan los tonos, cortes y peinados más sugerentes y favorecedores para los próximos tres meses.

Por ejemplo, según explica Roxana Gutu, «veremos muchos rubios, aunque serán más dorados y menos fríos que los de temporadas anteriores». Así, se llevarán sobre todo «los tonos arena, y los avellana y caramelo para las morenas». Y nos regala el secreto de un color multitono único, respetando el patrón natural del cabello: «Mezclar mechas balayage y babylights para dar más luz a la melena y romper la profundidad en la zona de la raíz».

Porque favorecen y suavizan las facciones -algo que los convierte en buenos aliados una vez cumplidos los 40-, estos colores caramelo y avellana con destellos cobrizos multitono son los que llevan ahora celebrities como Paz Vega.

WARN COPPER, EL TONO DE ESTE VERANO

Junto a los rubios más cálidos, el pelo de colores continúa siendo tendencia. Además del azul que se impuso en la temporada pasada, si te atreves, este verano debes lanzarte a los naranjas y amarillos, tanto en bloque como en mechones. «Este tipo de coloración requiere mucho cuidado en la hidratación y, sobre todo, retoques frecuentes de color», añade Gutu, que apuesta por uno de los tonos que ya causó sensación esta primavera, el warm copper. «Se trata de una mezcla de rubio oscuro y cobrizo sin llegar a ser pelirrojo. Va bien para casi todos los tipos de piel y no requiere decoloración. Es perfecto especialmente para pieles morenas«, explica Gutu, «y se puede combinar con babylights y, si no se quiere tocar la raíz natural, con balayage de medios a puntas. También se puede mezclar con algún color fantasía o con distintos tonos de rojo».

COLORES QUE ABREN EL APETITO

Sonia Atanes define este tono como una actualización del cobre mezclado con tonos más oscuros o reflejos claros, algo parecido a una evolución del cobrizo. Y, además del warm copper, Sonia Atanes apunta a los smoky gold (los rubios ahumados) y otros «suculentos» tonos en tendencia: el calabaza, «a partir de raíces ombré que se van degradando en función del color de piel y cabello»; el miel, que define como «sencillo, fácil y muy favorecedor»; el mantequilla, «para las mujeres de tez y pelo más claros», o el canela, «que ahora en verano, favorece a todas por igual».

CORTAR POR LO SANO

En cuanto a cortes, este verano «se llevan los flequillos Birkin con raya en medio, despuntados o con capas invisibles«, explica Sonia Atanes, «y también los pixies largos y suavizados, los garçons y las medias melenas en todas sus versiones».

Otra tendencia que continúa muy de moda es el Hair Dusting, una técnica para quienes no quieren cortar el largo del cabello y que debe hacerse mechón por mechón, estirando desde la raíz y cortando solo las puntas abiertas. Es un corte perfecto «para los cabellos ondulados y rizados, aunque si están muy estropeados no merece la pena y hay que cortarlos», concluye Roxana Gutu.

Comparte en tus redes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Descubre otras entradas del blog